Blog

Cuando se habla del uso de espacios de coworking para los profesionales y autónomos siempre se pone el acento en una de sus mayores virtudes, el networking. También en la posibilidad de trabajar con otros profesionales con los que se puede colaborar en diferentes proyectos. Sin embargo no se piensa en el coworking para mejorar la productividad de los trabajadores en casa.

Normalmente trabajar en un espacio abierto de este tipo, donde estamos en una sala común no suele ser lo más recomendable si lo que buscamos es mejorar nuestra concentración. Sin embargo tiene otras ventajas que si pueden ayudar a que el autónomo o profesional se centre en sus tareas.

Al ser un espacio diferente, fuera de casa, es más fácil establecer unos horarios más normales. Tenemos diferenciadas las horas del día en las que trabajamos y descansamos. De esta forma es más fácil concentrarse en la jornada laboral, ya que cuando salimos, cuando nos vamos a casa no queremos llevarnos tareas pendientes. Si trabajamos en nuestro hogar, esta sensación de alargar la jornada no parece definida y en muchos casos no se aprovecha de todo el día.

A la vez también tenemos libertad de horarios, quizá no tanto como cuando trabajamos en casa, pero lo cierto es que los coworking suelen tener un horario amplio y flexible que nos permite adaptar muy bien nuestra jornada laboral a nuestras necesidades. Además la ubicación del coworking suele estar en una zona céntrica de la ciudad, cerca de la mayoría de los clientes de los autónomos y profesionales.

Por último también se puede aprovechar otra de los aspectos destacados de los coworking, las jornadas de formación y los eventos, donde en muchas ocasiones tenemos sesiones de management que nos pueden ayudar a crecer como profesionales. Pero también a trabajar mejor, a plantear nuestros proyectos y controlarlos de forma adecuada, a gestionar las horas que dedicamos y aprender a presupuestarlos adecuadamente.

Para competir con otros profesionales no sólo tenemos que ser buenos en nuestro trabajo, sino también ser capaces de ejecutarlo en las horas previstas para que el proyecto entregado nos salga rentable. Esta parte de gestión es algo que se aprende con el tiempo, pero que para los nuevos profesionales es imprescindible tener los mecanismos que nos permitan llevarlo a cabo. Podemos aprenderlo en las sesiones formativas de los coworkings, o simplemente en la relación que entablamos con otros profesionales.

Alcarria 2000 ha suscrito un convenio con el Ayuntamiento de Parla, que permitirá la implantación de un vivero de empresas en la ciudad de Parla.

El vivero se situará en el edificio Leguario, en la Avenida del Leguario, 49

La apertura está prevista para abril de 2013

Esta mañana con la presencia del alcalde de Parla, Don José María Fraile, se ha procedido a la inauguración  del vivero de empresas emprendeParla, situado en el edificio Leguario, en la Avenida del Leguario nº 49, con el fin de favorecer e impulsar el emprendimiento en la ciudad de Parla.

El proyecto comprende  la puesta a disposición de emprendedores y empresas de espacios de distintas tipologías, para que puedan iniciar su actividad de manera cómoda y rápida. Además cuenta con el apoyo del Centro de Iniciativas Empresariales (CIE) del Ayuntamiento de Parla, cuya nueva sede también se ha instalado en el mismo edificio, donde se prestan a emprendedotres y empresas, asesoramiento, formación gratuita, e información empresarial.

Ya están disponibles en emprendeParla pequeños despachos de 1, 2 y 3 puestos de trabajo, así como puestos de coworking, para que los emprendedores puedan iniciar su actividad de manera inmediata. Los depachos cuenta con mobiliario, instalación de climatización, fuerza, iluminación y acceso a internet, todo ello incluido en el precio.

Con una importante oferta de salida, los precios varían desde los 100 euros mensuales de un puesto de coworking, hasta los 340 euros de un despacho para tres puestos de trabajo, pasando por los 180 euros del despacho para 1 puesto y los 260 euros para los de dos puestos de trabajo.